ASG

Se encuentra usted aquí

Hacia un uso circular del agua

El conflicto entre la superpoblación y la escasez de recursos naturales es uno de los mayores desafíos que nos plantea el siglo XXI. Según las estimaciones de la ONU, para el año 2050 la población mundial habrá alcanzado los 9.100 millones de personas, lo que nos obliga a poner en funcionamiento modos de gestión y producción alternativos que garanticen nuestra supervivencia y la de nuestro planeta.

En el año 2015, la Comisión Europea aprobó un paquete de medidas sobre economía circular destinado a ayudar a empresas y consumidores a hacer un uso sostenible de los recursos naturales. La economía circular busca sustituir un modelo económico basado en la extracción de recursos por otro sostenido sobre la base del reciclaje y reutilización de estos recursos, sacando el mayor partido a todas las materias primas, productos y residuos.

En estos días, el Gobierno de España presenta su primera Estrategia de Economía Circular, que prevé una inversión de 836 millones de euros a lo largo de los próximos doce años. Un 57% de ese presupuesto estará destinado a fomentar la reutilización de aguas residuales, con particular énfasis en el regadío.  Fuente: https://bit.ly/2H5zIdn

Solamente un uso inteligente y responsable del agua puede permitirnos generar más alimentos por gota y hacer frente así a las necesidades de una población en constante aumento. Los 472 millones de euros que se destinarán a obras y acciones dedicadas al tratamiento y reciclaje del agua para riego contribuirán, sin duda, a que podamos extraer el máximo valor a un recurso cada vez más escaso y aportar nueva vida a nuestros cultivos.

Si a la implementación de este uso circular del agua le sumamos la modernización de nuestras infraestructuras de riego y los avances tecnológicos de la agricultura de precisión, tendremos en nuestras manos las claves para una actividad agrícola productiva y sostenible en el tiempo.   

 

Miquel Galvarriato Serra

Presidente ASG

Agregar comentario

Cos de la noticia: 

El conflicto entre la superpoblación y la escasez de recursos naturales es uno de los mayores desafíos que nos plantea el siglo XXI. Según las estimaciones de la ONU, para el año 2050 la población mundial habrá alcanzado los 9.100 millones de personas, lo que nos obliga a poner en funcionamiento modos de gestión y producción alternativos que garanticen nuestra supervivencia y la de nuestro planeta.

En el año 2015, la Comisión Europea aprobó un paquete de medidas sobre economía circular destinado a ayudar a empresas y consumidores a hacer un uso sostenible de los recursos naturales. La economía circular busca sustituir un modelo económico basado en la extracción de recursos por otro sostenido sobre la base del reciclaje y reutilización de estos recursos, sacando el mayor partido a todas las materias primas, productos y residuos.

En estos días, el Gobierno de España presenta su primera Estrategia de Economía Circular, que prevé una inversión de 836 millones de euros a lo largo de los próximos doce años. Un 57% de ese presupuesto estará destinado a fomentar la reutilización de aguas residuales, con particular énfasis en el regadío.  Fuente: https://bit.ly/2H5zIdn

Solamente un uso inteligente y responsable del agua puede permitirnos generar más alimentos por gota y hacer frente así a las necesidades de una población en constante aumento. Los 472 millones de euros que se destinarán a obras y acciones dedicadas al tratamiento y reciclaje del agua para riego contribuirán, sin duda, a que podamos extraer el máximo valor a un recurso cada vez más escaso y aportar nueva vida a nuestros cultivos.

Si a la implementación de este uso circular del agua le sumamos la modernización de nuestras infraestructuras de riego y los avances tecnológicos de la agricultura de precisión, tendremos en nuestras manos las claves para una actividad agrícola productiva y sostenible en el tiempo.   

 

Miquel Galvarriato Serra

Presidente ASG

Categoria_es:

Imatge: 

Agricultura